El control de calidad mediante el uso de técnicas de rayos X de última generación, consiste en la realización de pruebas no invasivas, que permiten la observación del interior de una pieza fundida sin alterar ninguna de sus propiedades.

El control de calidad es una parte fundamental en cualquier proceso de manufactura industrial actual. Las mediciones, acciones, mecanismos y herramientas que constituyen los procesos de control de calidad, aseguran que los productos terminados se ajustan a los parámetros de precisión, resistencia, seguridad y acabados con los que han sido diseñados.

En nuestro proceso industrial de inyección de aluminio fundido a alta presión, existen diferentes controles de calidad que se aplican a todas las series que fabricamos. Tradicionalmente, algunos de estos controles pueden implicar la degradación o destrucción de piezas a lo largo del proceso, puesto que incluyen el seccionado de la propia pieza para verificar las condiciones de la conformación del aluminio inyectado en el interior de la misma. Además, este seccionado solo asegura en parte que la pieza es correcta, ya que otras zonas no seccionadas pueden contener fallos que no es posible detectar.

Sin embargo, la implementación de tecnología de rayos X de última generación en nuestro flujo de control de calidad, proporciona una serie de ventajas y avances que nos permiten conseguir:

  • Elevado ahorro de tiempo en el procesado de calidad de cada pieza.
  • Importante reducción en el índice de rechazo de piezas fabricadas.
  • Continuo aprendizaje en I+D acerca del comportamiento del material inyectado en diferentes condiciones.

Estos avances se traducen en un importante incremento en la calidad final de nuestro producto, pudiendo responder con total fiabilidad a las exigentes normativas de automoción y cualquier otro sector que requiera elevados controles de calidad.

¿Cómo se lleva a cabo el control?

De acuerdo a los requerimientos de cada cliente, se diseña un plan de calidad para cada producto en concreto.

Nuestros inspectores de calidad buscan posibles fallos en base a una serie de parámetros definidos por el cliente, de acuerdo a las normativas nacionales e internacionales aplicables en cada caso.

Durante el proceso de producción, y con una frecuencia definida en las especificaciones, una serie de piezas son seleccionadas y sometidas a un riguroso examen que incluye, además de las correspondientes verificaciones de acabado superficial y dimensional, una verificación en nuestro equipo de rayos X. Obtenemos diversas fotografías de alta resolución del interior de las piezas, pudiendo observar la eventual existencia de poros, burbujas de aire, recorridos comprometidos del flujo de aluminio fundido o zonas débiles en puntos críticos de la pieza.

Imagen de rayos X de una pieza con defectos en la inyección de aluminio, en forma de burbujas de aire.

Una vez corregidos determinados parámetros en la inyección, la imagen muestra una pieza sin defectos.

De esta manera, es posible corregir los parámetros de la inyección del aluminio, variando valores como la temperatura del molde, temperatura del aluminio fundido, velocidad de inyección, etc.

Todas y cada una de las imágenes tomadas se almacenan en una base de datos, mediante la cual aseguramos la trazabilidad de la fabricación, asegurando un mismo nivel de calidad en toda la serie fabricada.

Con el análisis de todos los datos recogidos, obtenemos valiosos conocimientos acerca del comportamiento del material y las características óptimas de la inyección del aluminio en cada caso, que finalmente aportan un enorme valor a nuestro ya amplio know-how.

Rayos X y la seguridad

Radiación
  • Todo el proceso de inspección mediante rayos X se efectúa en una cámara blindada a la radiación.
  • La intensidad de dosis de radiación en todo punto exterior a 0,1 m. de la superficie del equipo no sobrepasa 1 µSv/h.
Certificación
Nuestro equipo ha sido aprobado por la Dirección General de Política Energética y Minas.
Formación
El personal a cargo de los equipos ha sido formado específicamente para desempeñar su tarea con total seguridad.
Residuos
Correcto tratamiento del material radioactivo al final de su vida útil de acuerdo a la normativa existente